Implementar BIM en micro y medianas empresas

Implementar BIM en micro y medianas empresas. Una mirada intimista.

Este artículo lo describo desde mi experiencia al haber optado cambiar, en mi actividad profesional, el entorno de trabajo desde el CAD al BIM en el 2009 con Revit.

Marco de inquietud inicial

Los profesionales arquitectos nos movemos en un entorno y tomamos decisiones basados en percepciones, y muchas veces esas decisiones se toman ignorando o desechando los resultados medibles. Llevado al flujo de trabajo en la interna de las oficinas técnicas tradicionales la percepción de la producción gráfica implicaba un tiempo superior dedicado a tareas de documentación (compaginación, impresión, etc) que a tareas de diseño. Visto ésto, lo cual nunca deja de sorprenderme, y luego de aplicar en los inicios Revit para las fases de proyecto, pude comprobar que el  tiempo empleado en el proceso se invertía poniéndonos en la situación que un cliente supone cuando nos contrata, o sea, enfocándonos mayormente en nuestra especialidad, el DISEÑO.
Los pequeños y medianos estudios de arquitectura tienen hoy la posibilidad de ponerse metas con mayor certidumbre, y por lo tanto volverse mas competitivos. Pueden mover su tiempo (Figura 1) empeñado en desarrollo de proyectos, desde las actividades residuales hacia las actividades nucleares del proyecto, ó inclusive mover el tiempo hacia “fuera” del proyecto, generando las plantillas adecuadas (figura 2). Implementar BIM permite esto…

Implementar BIM en Uruguay

1. Mover el tiempo del proyecto


implementar bim en Uruguay

1. Mover el tiempo del estudio

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Es la escala una limitante para implementar BIM?

Implementar BIM suele estar asociado a grandes empresas y a su conveniencia para grandes emprendimientos, ignorándose su uso en pequeñas escalas. Las obras medianas y pequeñas suelen ser proyectadas por estudios de uno, dos o quizás tres profesionales como máximo. Luego éstos son los que gestionan la obra y llevan adelante todas las tareas.
En esta escala las obras suelen estar asociadas a la escasez de recursos, tiempo, etc, siendo estos factores determinantes para la supervivencia de los estudios de arquitectura. Es aquí donde afirmo que el BIM se presenta como una situación de oportunidad!
Por lo tanto para estudios ante pequeñas y medianas escalas identificamos las potencialidades al implementar BIM en Uruguay:
1. Aprovechamiento de recursos
2. Disminución de tiempos de producción.
3. Control sobre el desarrollo de proyecto.
Considero el punto 3 la clave para los arquitectos que desean pasarse al BIM. Indica un concepto poco explorado, consistente en aprovechar más tiempo para “pensar” el diseño.

Pasarse al BIM o ser uno mismo.

He aquí una pregunta: ¿Existen varias formas de incorporar el BIM a una oficina de arquitectura? Quizás puedan obtener una sola respuesta, pero para mí la cuestión podría partir de que existen diferentes maneras de desarrollar la actividad profesional, y para cada una de ellas existen formas de incorporar el cambio tecnológico, sí, así de flexible; pero, siempre dentro de una estrategia empresarial de gestión que evalúe mediante hitos cortos los resultados obtenibles.
Puedo afirmar que desde las etapas iniciales de anteproyecto hasta la entrega del proyecto, el modelo BIM es un testigo de esa evolución del proceso; el propio modelo de información es producto y proceso de sí mismo, es un “plasma” del proceso de pensamiento del arquitecto; una concentración de correlatos, traducidos en vistas, croquis, gráficos, láminas, un único modelo plasmando dicho pensamiento; esa capacidad “irreductible” de la cosa virtual.

Qué permite el BIM en pequeños y medianos estudios.

Reorganizar recursos en etapa de diseño: Haciendo más eficiente según la curva de tiempo de figuras 1 y 2.
Optimizar documentación innecesaria: Reduce la cantidad innecesaria de trabajo de documentación; sin mencionar la cantidad de archivos innecesarios que se ahorra.
Aumentar la comunicación con los usuarios y clientes: Nos aporta mas opciones para dinamizar la emisión y salida de información de modo ágil y veraz.
Si bien el estímulo mayor para el uso BIM se ha impuesto desde las condiciones de la construcción, o sea, desde premisas constructivas asociadas a grandes escalas, creo profundamente en el enriquecimiento profesional desde la interna de los equipos de profesionales; el ejercicio profesional del arquitecto se ve favorecido ante los desafíos de la “producción de diseño”. Puede reconvertirse en ejercicio profesional desafiante, donde no solo cuenta saber herramientas de un programa “x”, no basta dibujar rápido o bien; el desafío se presenta desde el lugar de la realidad misma, las condicionantes ya no son un papel en blanco sino el espacio simulado al que hacer frente. 

Algunas claves de cómo planificar la implementación.

Planificar la transición, eligiendo el adecuado proyecto piloto.
Definir estándares. necesario optar primero, luego filtrar, seleccionar de acuerdo al perfil de la oficina, y tener un protocolo propio.
Niveles de detalles, distinguir y evitar sobre modelados
El hábito de la práctica, hay que practicar lo suficiente como para asumir inicialmente las frustraciones.
Capacitación constante, pues de ese modo se evita el estancamiento y estimula la adaptabilidad.
Modelo de trabajo; se trata de un modo de trabajo, no es un dibujo ni tampoco está basado en un soporte tecnológico solamente. Reitero que debe haber una estrategia que conduzca a resultados medibles a corto plazo mediante aplicaciones inicialmente pequeñas.
Por último a los colegas y estudios de arquitectura mencionados invitar a las nuevas oportunidades. Tanto para optimización de su trabajo, como reducir costos, aumentar eficiencia, reducir plazos; en definitiva diferenciarse renovando las expectativas tanto dentro en su ámbito de trabajo cómo hacia los clientes.

Arq. N. Leites.

 

.